febrero 2010

Sports Cafe Picadilly Circus

El domingo cansado de no a ver visto un partido de mi equipo desde que llegué a Londres decidí acabar con la racha y acordé por la tarde ir al Sports Cafe que hay cerca de Picadilly Circus.

La verdad es que nunca había estado en ese sitio pero pintaba bastante bien según lo que me comentaron y lo que pude ojear en su página web. Según me dijeron estaba el local lleno de pantallas para ver casi todos los deportes que te puedas llegar a imaginar y puedo confirmarlo. Hay televisiones por todas partes. Incluso hay como unas pequeñas mesas para 6 personas con su pequeña tele dónde puedes incluso seleccionar el canal que quieras ver.

En la parte inferior de local hay unas cuantas pantallas bastante grandes pero que estaban emitiendo ski de fondo… no entiendo porqué no cambiaron de canal si era evidente que nadie miraba esas teles.

En el piso de arriba hay varias mesas de billar y una pantalla gigante dónde o llegas bastante pronto para ver tu partido favorito o te va a tocar verlo de pie. Evidentemente llegando media hora antes no fue suficiente por lo que nos tocó estar en una mesa de esas para 6 con su pequeña tele.

El local está muy bien aunque los precios de las bebidas y comida para mi gusto un poco caros. Pero bueno, te tomas tu cerveza y ves el partido, tampoco está nada mal.

Por cierto que el día que fui estaba plagado de españoles ya que emitían el Sevilla – Osasuna y luego el At. Madrid – F.C. Barcelona. También daban algo de Calcio así que también eran pocos los italianos que se juntaron allí.

Se me olvidaba comentar que a la entrada hay un segurata que te cachea y incluso mira tú bolsa. Y en los lavabos hay otro ahí sentado en su silla mirando como los demás hacen sus cositas…

funloveSports Cafe Picadilly Circus
read more

Mejorando el inglés

El pasado martes al acabar las clases gratuitas que hago en Bond Sreet, Abu, mi profe que me tuvo cerca de 25 minutos al teléfono no hace mucho hablando en inglés me dijo que mi speaking había mejorado bastante y que mi oído cada vez se iba afinando más y más.

Me dio unas fichas con ejercicios de gramática para que practicara y me preguntó si las había acabado. Realmente me parecieron bastante simples (es lo que tiene entrar en el nivel pre-intermediate) y así se lo dije. Me comentó que Lunes y Miércoles el no tenía nada que hacer y que si quería practicar el idioma o tenía dudas le llamara. Estupendo.

Por otra parte me comentó que en la web de la BBC también puedes aprender y mejorar tu inglés, por lo que ayer le estuve dando un vistazo y aquí os dejo algunos de los enlaces que más me han llamado la atención:

He seguido buscando material para que me ayude a mejorar el idioma y he encontrado con Test de Vocabulario Inglés una web bastante completa en la que si nos registramos tendremos acceso a test de vocabulario personalizados por categorías de palabras, podremos hacer test de errores, seguir nuestra evolución y además tienen una gran recopilación de vídeos didácticos que corren por YouTube, algunos de ellos pertenecen a los siguientes canales:

Aunque no venga a cuento con el post deciros que mis compañeras de pisos están muy contentas por lo bien que he limpiado el piso y que soy el chico que mejor lo ha hecho en todo este tiempo! Y nada, espero que os gusten los enlaces que os he puesto y que si conocéis alguno más me lo hagáis saber mediante vuestros comentarios.

funloveMejorando el inglés
read more

Moverse en BUS por Londres

Después de llevar un mes por Londres, me he peleado bastante con sus medios de transporte (bus, DLR, metro, Overground y trenes) y con sus abonos Oyster Card y Travelcard, he sufrido retrasos en el metro, he pasado por hora punta en estaciones como Canary Wharf, lo he cogido un domingo a las 7am, también me he movido con buses nocturnos, vaya que podríamos decir que estoy curado de espanto y que lo tengo por la mano.

Supongo que ya sabréis que las tarifas no son muy económicas, bueno en todo caso mirar los post de la travelcard y de oyster dónde ya lo expliqué anteriormente. A lo que iba, un viaje en metro fuera de hora punta cuesta con la Oyster 1,80£ mientras que con bus tan ‘solo’ 1,20£.

Entonces me puse a investigar si valía la pena o no el desplazarse por la ciudad en autobús con la Oyster ‘pay as you go’ en lugar de coger una Travelcard semanal (porque a mi realmente no me sale a cuenta ya que no hago tantos viajes, al menos de momento). Me sorprendí de la cantidad de lineas de bus que hay en la ciudad y el poco tiempo que hay que esperar, pasan cada 7-10 minutos.

Por poner un ejemplo, os adjunto unos PDFs de los autobuses (solamente los nocturnos) que hay por Trafalgar Square.

Y al final llegué a la conclusión que o bien vives y te mueves por zona 1 en bus o sino no sale muy rentable. Aunque te ahorres 0.60£ por cada viaje, a mi por ejemplo moverme desde la zona 2 al centro de Londres me supone 1 hora en autobús mientras que en metro en 25 minutos ya estoy, así que hasta que no vuelva de España y estudie hacerme con una Oyster Card mensual (te ahorras 49,60£) viajaré en metro y cuando vaya sobrado de tiempo cogeré el bus.

funloveMoverse en BUS por Londres
read more

London Club: Fabric

Éste fin de semana decidimos ir a Fabric uno de los más conocidos de Londres. Está a unos 100 metros escasos de la parada de metro de Farringdon (linea Metropolitan, Hammersmith & City y Circle). Si váis a ir en metro recordad que durante el fin de semana suelen hacer obras y cerrar estaciones (cosa que nos pasó a nosotros) por lo que deberéis buscar una alternativa para llegar buscando en la web de TfL.

Los precios para entrar a Fabric son un poco excesivos para mi gusto, unos 18 pounds los sábados. Aunque si vas por lista sale más barato al igual que si entras a partir de las 4 am (a nosotros nos salió por tan solo 8 libras a partir de las 4am).

Los viernes vale unas 14 libras. (11 para estudiantes y gente que entra por lista). Los sábados cómo ya os he comentado son algo más caras. Pero de todas maneras os recomiendo visitar su página web dónde está todo muy bien explicado y además veréis que DJs pinchan el día que vayáis a ir.

Y nada, que queréis que os cuente sobre Fabric. Seguro que sabéis más que yo. Es una discoteca bastante grande. Tiene varios sótanos y varias zonas con sofás para sentarse a descansar. La música está todo volumen y los graves hacen que tiemble todo el edificio. El estilo de música es bastante duro (Techno y electro) al menos el día que fui yo y que puede variar según el DJ.

La discoteca es puro humo, luces y lásers. A parte te encontrarás con mucha gente que va pasadita, pero con ellos ningún problema van a su bola, están en su mundo disfrutando de la música.

Si vais a Londres no dejéis de ir a esta discoteca al menos para ver el ambiente que hay. Es increíble.

funloveLondon Club: Fabric
read more

30 minutos en Oxford Street

Pues el otro día finalmente abrieron de nuevo el transbordo de la estación de Bank, por dónde pasan varias lineas de metro en Londres, además del DLR que es lo que a mi me interesa.

Pues probé suerte y fui por Bank en lugar de bajar hasta Canary Wharf porqué a eso de las 17,30 la estación está a rebentar de gente que sale de las oficinas. Pues nada, fue todo muy rápido y muy bien. Me planté en el centro de Londres en apenas 22 minutos incluyendo tres paradas de DLR y seis de metro por la Central Line.

No me esperaba tardar tan poco por lo que llegué media hora antes a mis clases de inglés. Por suerte no hacía frío y simplemente me apoyé en una pared y a disfrutar de una de las calles más transitadas de todo Londres: Oxford Street.

Me dio tiempo a hablar por teléfono, a observar cómo la gente va a su auténtica bola con su iPhone/Blackberry o pepino de móvil, escribiendo mensajitos o escuchando música con unos cascos que les sirven de orejeras. Ésta gente apenas mira adelante, se saltan semáforos en rojo y los taxistas pitan una y otra vez para no llevárselos por delante.

También me fijé que a esa hora el tráfico de Oxford Street (un carril para cada sentido) estaba un poco imposible. Os diría que el 60 % de los coches que circulaban eran autobuses, un 35 % taxis y el 5 % restante vehículos particulares. Apenas avanzaban los buses y creo que salía más a cuenta caminar o coger el metro que no ir en bus.

Aluciné cuando un taxista se cansó de estar allí a penas sin poder moverse y decidió hacer un cambio de sentido (recordad que Oxford Street es únicamente un carril por sentido), sin rotonda alguna, total que tuvo que hacer hasta 3 maniobras para poder darse la vuelta. ¡Increíble!

Otra cosa graciosa es que cuesta mucho pasear, andar o incluso cruzar la calle. Hay mucha gente y si por ejemplo quieres adelantar a la persona que llevas delante, se podría decir que prácticamente deberías poner el intermitente para el que va detrás tuyo no se choque contigo. Me voy a comprar una gorra con retrovisor…

Al estar cerca de la parada del metro también te das cuenta que a pesar de ser las 6 pm mucha gente sale ya arreglada o bien para ir a cenar o empezar a tomarse las primeras cervezas de la noche (cuando yo aún estaba haciendo la digestión). Ves a gente super arreglada, con estilos super dispares, tacones y peinados imposibles, minifaldas que parecen cinturones y chicas sin medias y escotes pronunciados. ¿Qué no tienen frío en esta ciudad?

Londres, es increíble. Si tenéis la oportunidad, no lo dudéis.

funlove30 minutos en Oxford Street
read more

Recargar la Oyster

Para todos aquellos que tengan dudas a la hora de recargar o comprar su tarjeta Oyster en Londres os intentaré ayudar un poco.

Lo primero de todo es comprarla. La puedes comprar en cualquier taquilla de estación del metro, en tiendas “Off license”, en estaciones de tren, etc (visita la web para ver dónde comprarla, tienes más de 3.700 sitios para hacerlo). Para pedirla… y aunque mi inglés no es demasiado bueno a mi me funcionó el “Can I have an Oyster Card for zones 1 and 2?” Seguramente te dirá con que lo quieres recargar, así que ya depende de ti (‘pay as yo go’ si nos vamos a mover poco y por lo tanto le ponemos por ejemplo 20 libras que se irán gastando a medida que la utilicemos, o bien le podemos poner dentro una travelcard semanal o mensual, según nuestras necesidades).

Comentar que cuando nos hacemos por primera vez con nuestra tarjeta Oyster, nos cargarán 3£ de depósito que nos serán devueltas una vez devolvamos la tarjeta.

La travelcard semanal para las zonas 1 y 2 creo que sale por 25,8 £ por lo que es recomendable si vamos a usar el metro, DLR, Overground o National Rail mínimo un par de veces diarias, si no yo me decantaría por usar ‘pay as you go’.

A la hora de recargar nuestra Oyster con más saldo, recordar que se dice top-up. Si no le tenéis mucha simpatía a las máquinas expendedoras de nuestra estación también lo podemos hacer por ventanilla sin ningún problema. Ahora bien si nos decantamos por usar las máquinas debéis saber que el importe mínimo para recargar es de 5£ para así evitar colas.

Una última cosa, si usáis las máquinas (que disponen del idioma español) para recargar y vais a pagar con tarjeta de crédito, lo primero que debéis hacer es acercar vuestra Oyster al lector, luego seleccionáis con que lo queréis recargar, elijes el método de pago y listo. Pero cuidado, a mi me pasó que pagué con tarjeta de crédito y tras poner el PIN, me despisté y la máquina me pedía que volviera a pasar la Oyster por el lector. Si no lo haces (mi caso) os lo cobrarán pero no tendréis cargada la Oyster con el saldo que habéis pedido.

Ante esa situación no os queda otra que volverla a recargar y luego ir a reclamar a una ventanilla (intentad acordaros de la hora de la transacción, la estación dónde ha pasado y llevar la tarjeta de crédito encima por si a caso), llamar por teléfono al 0845 330 9876 o bien a través de la página web comentando la incidencia.

Se me olvidaba comentaros que existe la posibilidad de registrar nuestra Oyster en la página web, es útil por si perdemos nuestra tarjeta o bien nos la roban, ya que hay mucha gente que la recarga mensual o incluso anualmente, por lo que hay mucho dinero invertido en esa tarjeta.

funloveRecargar la Oyster
read more

Otro fin de semana en Londres

El viernes fue un día muy tranquilo, estuve en casa practicamente todo el día acabando unos temas que tenía pendiente. Para la noche del sábado si que había plan, me invitaron a ir a casa de Mikel en Lancaster Gate (con el grupo que estuve el martes anterior tomando algo al salir de las clases de inglés).

Pues había quedado a las 7pm en la puerta de metro de Lancaster Gate así que decidí salir con tiempo porqué no me gustaría llegar tarde. El DLR que me llevaba hasta Canary Wharf para variar estaba cerrado el fin de semana. Así que llegué caminando en escasos 10 minutos al centro comercial y me pasé por el Tesco a comprar algo de bebida. Con la bebida en la mano fui a coger el metro y sorpresa… ¡también estaba cerrado por obras! Habían cortado desde Green Park hasta Stratford por lo que prácticamente se podía decir que estaba incomunicado.

Los chicos del metro me dijeron que podía coger un bus (no me dijeron que número) hasta Bank y una vez allí con la Central Line llegar a Lancaster Gate. ¡Estupendo! Envié un sms diciendo que llegaría tarde, que tenía que averiguar que bus debería coger.

Después de preguntar en la parada decidí coger el 135 que me llevó no exactamente hasta Bank, pero ya me apañé para hacer trasbordo de Aldgate East hasta Liverpool Street y de allí hasta Lancaster Gate. Llegué como media hora tarde… pero eso no era todo (como ya he comentado algunas veces mi sentido de la orientación en Londres ha desaparecido) y tras recibir indicaciones sobre como llegar… me volví a perder andando por las cercanías de Lancaster.

Una vez en casa y resguardado del frío y de las bajas temperaturas de Londres estuvimos viendo unos cuantos cortos que había hecho Mikel como trabajos de la universidad, la verdad es que el chico tiene talento.

Una vez llegaron el resto de los invitados (a ver si recuerdo la lista: Mikel, Elena y Luis eran los que viven en ese piso. Luego estábamos Gabriela, Salva, Leire, Alberto y su chica – no me acuerdo de su nombre-, Ale y creo que no me olvido a nadie más) Elena nos deleitó con unos spaghetti. Y nada pues luego ya estuvimos jugando y tomando algo hasta que se acabó la bebida. Por lo que me apunté con Salva y Alberto a intentar comprar algo de alcohol a eso de las 3 de la mañana… lo único que conseguimos fue mear entre unos arbustos y poco más ya que a partir de las 11pm no venden así que nos fue imposible.

De vuelta a casa, seguimos jugando a algo y Mikel convenció a Leire para ir de nuevo a intentar comprar algo… ¡volvieron con cerveza! Lo que no pueda conseguir una mujer…

Pues nada, a las 5 de la mañana muchos ya estábamos cansados y otros dormidos en el sofá… a Leire se le ocurrió la brillante idea de hacer una tortilla de patata (si si como lo oís) para hacer tiempo a que abriera el metro. ¡Estaba riquísima! Al final se hicieron las 7 de la mañana y unos cuantos pusimos rumbo al metro. Por mi parte, era consciente que mi linea de metro estaba cerrada y me tenía que inventar algo con urgencia para volver a casa, necesitaba mi cama.

Creo recordar que fui hasta Aldgate East de nuevo y allí volví a coger el bus 137 igual que a la ida, tonto de mi lo cogí en sentido contrario y tuve que bajar y esperar al otro bus. Me acabé acostando con la tontería a las 8.30 de la mañana y para colmo de los colmos, hacía sol.

El domingo ya os lo imagináis… todo el día tirado por casa.

funloveOtro fin de semana en Londres
read more

Hablando en inglés

La tarde del jueves fue algo entretenida. Tenía clases de inglés a las 18.30 allí en la academia de Bond Street de la que tanto os he hablado. Pues bien, algunos de los profesores en prácticas tienen que ponerse en contacto con algunos alumnos para darnos conversación y así ellos presentar un pequeño trabajo (esto ya es imaginación mía).

Pues mientras todos los alumnos quedaban en la cafetería como media hora antes para hablar del tema, pues coge Abu (mi profe) y me llama a eso de las 13.30 que si me venía bien tener la charla por teléfono, que a él le era más fácil así por no tener que desplazarse y tal.

Mi experiencia telefónica con los ingleses no era demasiado buena hasta al momento, la búsqueda de piso y las constantes llamadas que tuve que hacer me confirmaron que si ya cuesta entenderlos… pues por teléfono mucho más, así que nada, decidí aceptar a ver que tal salía la cosa.

¡25 minutos!. Ese fue el rato que me tuvo hablando al teléfono. Y vale que el tío al ser profe de inglés intenta vocalizar bastante más y te habla un poco más despacio, pero la cosa fue muy bien. Me enteré de casi todo lo que me decía y yo me solté bastante hablando por teléfono. Las preguntas eran del tipo:

  1. ¿Qué te gusta de Londres?
  2. ¿Porqué has venido a Londres?
  3. Cuéntame cosas de Barcelona.
  4. Deportes que practicas.
  5. De qué trabajas.
  6. ¿Cuanto hace que no hablabas inglés?
  7. La enseñanza en España de inglés
  8. Y bastantes más… como para llegar a los 25 min.

Pues nada, muy contento por la conversación, al acabar las clases de inglés me dijo que probablemente el martes repitiéramos, que no lo hacía nada mal y que mi inglés es bastante bueno. No sé yo…

funloveHablando en inglés
read more